Veinticuatro horas de la vida de una mujer

untitledEn un hotel cercano a Montecarlo se produce un escándalo: una respetable mujer madre de dos niñas, se ha dado a la fuga con un atractivo joven francés alojado en el hotel, al que sólo conocía desde el día anterior. Entre los huéspedes se descalifica rotundamente a la mujer excepto uno de ellos. Y su actitud será el motivo de ser elegido para una asombrosa confesión

¿Qué lleva a hacer peligrar toda una vida y un código de conducta en cuestión de horas?

Veinticuatro horas en la vida de una mujer narra en 100 páginas la experiencia desconcertante de la propia pasión; cómo una cosa lleva a la otra y uno se encuentra donde no quiere estar y con no ha elegido estar y decide ser anulada por otra y vender su libertad. ¿Qué fuerzas hay en el interior de cada uno que somos capaces de adherirnos a amores dañinos?

La protagonista siente la necesidad de hablar de ello, y sabe que su confidente no la va a juzgar ni a condenar. En realidad sólo necesita ser escuchada y escucharse a sí misma relatar lo sucedido, poner orden a sus ideas, expresarlas por primera vez. Porque hablar libera.

Excelentemente escrito

 

La impaciencia del corazón

Autor: Stefan Zeiwg

Año de publicación original: 1939

La impaciencia del corazón- que anteriormente recibió el titulo de La piedad peligrosa-es sin duda uno de los mejores libros de Zweig, un retrato esplendido de la complejidad de la naturaleza humana que atrapará al lector desde la primera página.

En los comienzos de la 1ª Guerra Mundial, el teniente Hofmiller recibe una invitación para acudir al castillo de un magnate húngaro Lajos von Kekesfalva, cuya hija, que sufre parálisis crónica, se enamora del joven oficial. Hofmiller, que sólo siente compasión por la joven Edith, decidirá ocultar sus verdaderos sentimientos y le hará tener esperanzas en una pronta recuperación.

El protagonista tenía que decir algo y no lo dijo. Tenía que hacer algo y no lo hizo indice…lo dejó para más tarde porque le faltó valor…A veces todo empieza por no decir la verdad. Sin querer en realidad, pero una piadosa mentira lleva a otra y el daño ya esta hecho. Y el protagonista acaba por entender que lo peor de este mundo no viene provocado por la maldad, sino casi siempre por la debilidad.Por falsa compasión, muchas veces se miente, se engaña. Se miente para no contrariar, para evitar un daño que luego es mucho peor.  

Se puede tener compasión de muchas maneras, por debilidad (compasión sentimental) que es impaciencia del corazón por librarse lo antes posible de una situación desagradable.  La otra, la verdadera compasión, está decidida a sufrir y a hacer sufrir, si es necesario, para ayudar de verdad a las personas.

 Un libro lúcido sobre un sentimiento que a veces puede resultar engañoso