El retrato de Dorian Gray

Autor: Oscar Wilde

Fecha de publicación: 1890

Qué pasaría si nuestra conciencia se pudiera representar por medio de una pintura?…

No es de sencilla lectura sobre todo en el arranque, pero hay que tener paciencia.  Interesa estar atento a las primeras páginas – a ratos puede costar entender la trama- porque es al inicio donde Dorian Gray pronuncia las temibles palabras en las que vende, sin saberlo, su alma al diablo a cambio de su eterna juventud.indice

Forman el trío protagonista: un pintor –Basil Hallward-, un joven de extraordinaria bellezaDorian Gray-y el amigo del pintor, finalmente mentor de Dorian- lord Henry Wotton.

Una tras otras se suceden las ironías, frases agudas cargadas de sarcasmo que reflejan la hipocresía de la sociedad inglesa de esa época… El libro es a la vez inmoral y moralizante, decadente y optimista.

A lo largo de las páginas se va tensando el ambiente: cada vez que Dorian Gray se dirige al desván a ver si su imagen ha cambiado, el lector siente verdadero pánico, tanto ó más que Dorian.

Por debajo de una estética amoral, Wilde no se olvida – con su magnífico final- de dejar constancia de que la degradación del alma acaba pasando factura tarde o temprano

Anuncios

La primacía del amor

Autor:P. J. Wadell

¿Habló Santo Tomás de los sentimientos, los afectos y las pasiones? Pues sí, lo hizo y este libro muestra como el amor es el centro de su planteamiento para lograr las virtudes

Se trata de una síntesis brillante y lograda de la ética de Santo Tomás desde una perspectiva original: la primacía del amor. Tomás de Aquino propone una estrategia cuyo objetivo es permitirnos avanzar en nuestra transformación personal a la luz del amor de Dios hacia nosotros. Esta obra nos ofrece un nuevo enfoque de su pensamiento ético y nos invita a participar en su visión de la vida moral como compañeros en el amor perfecto de Dios.El autor, Paul Wadell, nos muestra cómo  Santo Tomás no elabora simplemente una estrategia cuyo objeto es ayudarnos a tomar buenas decisiones y resolver nuestros problemas de conciencia; lo que pretende es que avancemos en nuestra transformación personal a la luz del amor de Dios hacia nosotros.
La primacía del amor propone un mapa moderno para nuestro propio viaje moral, pero no como un objeto de estudio, sino como una manera de vivir, de la cual podemos participar. El autor presta además, una especial atención al papel que juegan las pasiones, afectos y emociones

La dama de Shangai

Autor: Nien Cheng

Año de publicación: 1998
¿Hasta donde se es capaz de llegar por coherencia? ¿a qué está dispuesta una mujer por defender la verdad? 

La Dama de Sanghai es un relato autobiográfico de una mujer china de la alta sociedad que sufrió una violenta persecución y encarcelamiento durante la dictadura de Mao Tse-Tung al ser considerada enemiga del pueblo por capitalista. Inexplicablemente sobrevive a las torturas físicas y mentales. 

El libro refleja magníficamentelos acontecimientos culturales y políticos de China, desde que el ejército comunista tomó Shanghai (1949) hasta la muerte de Mao (1976) y  la  apertura hacia Occidente de su sucesor Deng-Hsiao-Ping. 

Pero, a mi juicio, lo más interesante de esta novela autobiográfica es el sobrecogedor testimonio personal de la autora, que refleja su clamorosa fortaleza y coherencia interior e intelectual, por la que no se dejó doblegar a la represión ideológica a que fue sometida sistemáticamente

El texto resulta revelador y clarificante para conocer el comunismo por dentro y sus prácticas en China.

No es éste un simple libro de denuncia y defensa de la libertad personal. Desde la perspectiva coherente de una persona cristiana, arroja una luz clarificadora para conocer y juzgar de primera mano los errores ideológicos comunistas y sus cruentos métodos de manipulación para convertir al pueblo en hombre-masa despersonalizado. Hace agudas y certeras

reflexiones sobre el fracaso del comunismo en el que sigue inmerso su país.

Pensadoras del siglo XX: una filosofía de la esperanza

Autor: Iván López Casanova

Una lectura para volver a creer en el ser humano. Como una bocanada de aire fresco en el a veces demasiado enrarecido ambiente especulativo cargado de relativismo…

  1. No creo en el pensamiento femenino- las ideas no tienen género- pero es una gozada que se deje espacio a quien tiene tanto que decir: Weil, Zambrano, Arendt, Stein, Klüber-Ross. Supieron hacer de la crisis, una oportunidad…no es poco: la persona siempre se supera a sí misma

Una dama extraviada

Autor: Willa Cather  

Si sabemos que Willa Cather se ganó la admiración de Capote, Faulkner y Scott Fitzegarld, quiere decir que tenemos algo entre manos que vale la pena. No es ésta una de las novelas más representativas de Cather, pero se lee bien, tiene encanto y gran fuerza psicológica. Narra la elevación y caída de una dama que pasa imagesde ser fascinante, a los ojos de un joven que la adora, al desprecio. Con maestría Willa Cather describe qué es la desilusión: una fracción de segundo basta (…) para perder una de las cosas más bellas de la vida

La impaciencia del corazón

Autor: Stefan Zeiwg

Año de publicación original: 1939

La impaciencia del corazón- que anteriormente recibió el titulo de La piedad peligrosa-es sin duda uno de los mejores libros de Zweig, un retrato esplendido de la complejidad de la naturaleza humana que atrapará al lector desde la primera página.

En los comienzos de la 1ª Guerra Mundial, el teniente Hofmiller recibe una invitación para acudir al castillo de un magnate húngaro Lajos von Kekesfalva, cuya hija, que sufre parálisis crónica, se enamora del joven oficial. Hofmiller, que sólo siente compasión por la joven Edith, decidirá ocultar sus verdaderos sentimientos y le hará tener esperanzas en una pronta recuperación.

El protagonista tenía que decir algo y no lo dijo. Tenía que hacer algo y no lo hizo indice…lo dejó para más tarde porque le faltó valor…A veces todo empieza por no decir la verdad. Sin querer en realidad, pero una piadosa mentira lleva a otra y el daño ya esta hecho. Y el protagonista acaba por entender que lo peor de este mundo no viene provocado por la maldad, sino casi siempre por la debilidad.Por falsa compasión, muchas veces se miente, se engaña. Se miente para no contrariar, para evitar un daño que luego es mucho peor.  

Se puede tener compasión de muchas maneras, por debilidad (compasión sentimental) que es impaciencia del corazón por librarse lo antes posible de una situación desagradable.  La otra, la verdadera compasión, está decidida a sufrir y a hacer sufrir, si es necesario, para ayudar de verdad a las personas.

 Un libro lúcido sobre un sentimiento que a veces puede resultar engañoso

El cardenal

Autor:H.R. Morrison

Año de publicación:1950

El cardenal es la historia de un sacerdote – Stephen Fermoyle desde su salida del seminario hasta que recibe el capello cardenalicio- y de todos los que lo rodean: familia, amigos,sacerdotes santos y otros no tan santos, la vida en la Curia y la vida en la parroquia más remota. La historia de una vocación. Se trata de un relato lleno de humanidad, de luchas, de desesperanzas y sobre todo de amor. Conserva la  ternura y la frescura con la que fue escrito hace 50 años.

Fue una novela de éxito en su momento, hoy el Cardenal de H.M. Morrison es una obra olvidada. Mi consejo es hacerse con un ejemplar  – la editorial Homolegens lo ha reeditado en 2007-  para entender porque fascinó en su momento.

Es muy fácil de leer, entretetnida y son muchas y son hondas las intuiciones y conjeturas que hay por dentro: la Iglesia entre dos guerras mundiales, la Iglesia entre Benedicto XV y Pío XII, el engranaje de la diplomacia vaticana, los debates –todavía y siempre- eindicen torno a la relación Iglesia-Estado. Están el casamiento y la separación por motivos religiosos, los dramas asfixiantes del aborto, el racismo.

El Cardenal es ante todo la historia de  un hombreque consigue emocionar con sus pasiones y sus dudas, con sus decisiones y desalientos. Um hombre que tiene una relación de carne y hueso con Dios, se convierte en alguien muy cercano.

Se palpa la relación padre-hijo, la amistad, el enamoramiento, la experiencia de la miseria ajena y propia…y por encima como un inmenso paraguas una fe inconmovible en la sabiduría y clemencia de Dios. Un Dios que nos entiende mejor que nosotros a nosotros mismos.