Frankenstein

thPSPVRMTD¿Qué es lo que convierte a alguien en un monstruo?

Concebida para entretenerse una noche en torno al fuego, Frankenstein es mucho más que un cuento de terror.

Al acabar su  lectura pienso ¿Qué es lo que convierte a alguien en un monstruo?.  No su aspecto como puede parecer: esa no es la verdad.  Las cosas no son monstruosas por su apariencia. Lo son por ellas mismas, por su interior.

Frankenstein tenía nobles sentimientos, bondad, ternura, ansia de compañía. No era un monstruo. Se convierte en uno. Y lo que le lleva a esa metamorfosis es el rechazo. Sobre todo uno: el rechazo originario. Su creador le repudia, no lo reconoce como suyo, mas bien quiere deshacerse de él. Y eso es lo que le convierte en un ser agresivo, sediento del dolor ajeno y destructor de lo bueno y lo bello. Hasta deseoso de su propia aniquilación.untitled

Frankenstein es un monstruo porque es un hijo sin padre. Cuando uno no se sabe querido entonces no está en condiciones de querer. Y si lo hace lo hará desde la necesidad, no desde la libertad. La libertad afectiva sólo se alcanza desde un origen de amor. Si uno no lo tiene, lo puede reconstruir a través de otros vínculos- es lo que intenta Frankenstein-.

Maravilloso el dialogo de criatura y creador en el que el “monstruo” le da una lección a su creador” y le hace ser consciente de lo que es ser padre.

Cuando uno tiene carencias afectivas en su origen, siempre puede saberse querido. Y lo es al descubrir  que su existencia esta vinculada de modo irrevocable a un acto de amor por encima de lo humano.

Además esta obra toca varias teclas: el deseo  de crear vida de la materia inerte emulando al creador; los límites éticos de la ciencia e incluso se puede apreciar desde nuestro siglo un guiño al transhumanismo.

VERDAD. UNA INVESTIGACION EN MARCHA.

portada-armando-segura

Autor: Armando Segura

Aunque las leyes universitarias son inexorables con los plazos y este profesor ya no vaya a diario a sus clases (a las que he tenido la suerte de asistir), no sólo no se ha jubilado de pensar sino que es ahora cuando lo está haciendo en su sentido más alto.

¿Quién puede atreverse a escribir de un modo intectualmente riguroso sobre la verdad en el siglo XXI? El mismo lo explica en una entrevista: “yo no puedo dejar de escribir esto porque creo firmemente en lo que estoy haciendo, y que la especulación y el análisis del hombre y sus actividades, resuelve problemas».entrevista a Armando Segura. Verdad, una investigación en marcha

Este libro forma parte de un proyecto ambicioso, que es construir puentes, entre la ciencia y la fe, la ciencia y la filosofía…Esto es lo que ha caracterizado siempre la auténtica Filosofía: integrar los saberes porque todos miran hacia una verdad, la Verdad.armandosegura

Y este libro es un ejercicio de esa construcción de puentes.

Para el profesor Segura, la Matemática (los números) es eterna y la conciencia sólo los descubre en la realidad y en ella misma.  Conocemos la realidad cuando desciframos esas ecuaciones. De esta manera si la Matemática es eterna, quien es capaz de pensarla en cierta manera también lo es.  Detrás de esa verdad eterna de los números, sólo es posible que haya también Alguien eterno. La Ciencia (si se toma en serio) lleva directamente a Dios.

Este profesor, sabe enseñar no simplemente para sobrevivir, sino lo que de verdad interesa para vivir. Muestra de ello es el homenaje que le dedicaron sus alumnos el día de su jubilación: la dedicatoria es una frase de Hegel que resume todo lo que un maestro puede dar a sus alumnos. Y además tengo la inmensa suerte de que sea mi padre.

20161227_131455-1-1