DIOS O NADA

1527Autor: Robert Sarah y Nicolas Diat

No es un libro religioso pero habla de religión; no es un libro para católicos pero habla del Dios de los católicos.  Tampoco es un libro de memorias sino de la experiencia vital de quien ha vivido uno de los regímenes dictatoriales más sangrientos de África.

Es la historia de un niño de Guinea que fue nombrado el obispo más joven del mundo con 34 años.

Para Nicolas Diat, periodista francés que entrevista al cardenal Sarah, este encuentro ha supuesto una cambio en su manera de mirar.

Es la misma experiencia que he tenido al leer “Dios o nada”: un nuevo modo de mirar al hombre, a Dios y a la Iglesia de la que Sarah no tiene ningún reparo en señalar sus sombras y contradicciones.

Ese nuevo modo de mirar consiste en ir a lo esencial. Pero para poder llegar a ese núcleo inviolable de cada ser humano dice Sarah que “tiene que reinar cierta calma, cierta tranquilidad,  mantenernos alejados de toda amenaza de ansiedad o nerviosismo, ser nosotros mismos. Ahí reside lo esencial: ¡en nosotros mismos! En consecuencia, el encuentro no es fuera, sino dentro de nosotros mismos”.

Las mejores preguntas que se le pueden hacer a este cardenal extraodinario aparecen en el prólogo:  «No pidáis a vuestro maestro que os hable para  no decir nada. Preguntadle sobre los problemas del destino humano ¿Cómo los vive él? ¿Cómo hace para aceptarlos con valor y serenidad? Preguntadle por lo que conoce con certeza, por lo que no se cuestiona, por lo que considera indiscutible e inmutable. Hacedle hablar  sobre el drama de su verdadera personalidad, no sobre la comedia artificial que pueden imponerle las circunstancias. Hacedle hablar sobre su insatisfacción y sus esperanzas, sobre su fe, sobre  su confianza en Dios, sobre su oración. Preguntadle cómo y hasta qué punto, mediante la entrega de sí, se ha liberado de sí mismo.  Averiguad de dónde viene el discernimiento de sus negaciones. Que os confíe lo que descubre en su silencio. Que os diga cuál es el origen de sus lágrimas y la razón de su sonrisa. Y si para ayudaros accede a recuperar sus cuadernos escolares o sus herramientas de aprendiz, agradecédselo con vuestra docilidad».

Pensadoras del siglo XX: una filosofía de la esperanza

Autor: Iván López Casanova

Una lectura para volver a creer en el ser humano. Como una bocanada de aire fresco en el a veces demasiado enrarecido ambiente especulativo cargado de relativismo…

  1. No creo en el pensamiento femenino- las ideas no tienen género- pero es una gozada que se deje espacio a quien tiene tanto que decir: Weil, Zambrano, Arendt, Stein, Klüber-Ross. Supieron hacer de la crisis, una oportunidad…no es poco: la persona siempre se supera a sí misma