Los parentescos

1418413Carmen Martín Gaite decía que su próxima novela sería la mejor y llegó Los parentescos. La muerte le impidió acabarla pero que en realidad es un texto terminado. Y desde luego hace reír porque es muy muy ocurrente como siempre.

Los parentescos cuenta la historia de Baltasar, un adolescente de familia bien cuya vida transcurre en cuatro grandes casas: el piso en el que vive la familia en Segovia; la casa que está encima de la casa familiar, donde viven los vecinos misteriosos; la gran casa amenazante de la vieja del palo, y, finalmente, el lujoso piso del barrio de Salamanca de Madrid

El núcleo familiar es complejo y enrevesado y le proporciona muy escasos asideros sentimentales. Su relación con el padre, el enigma de la abuela y de los vecinos de arriba, las antiguas historias familiares de las que sólo percibe retazos incomprensibles, y en todo ese monumental lío, Balta no encuentra “su hueco”. Carmen-Martín-Gaite
Pasa los primeros años de su vida en un mutismo total  y sólo se decidirá a hablar cuando la imaginación le ayude a establecer un lenguaje con el que interpretar el mundo «real», el de los adultos. Un mundo en el que va entreviendo – gracias al relato de Dr. Jekyll y Mr. Hyde – que en cada persona hay varios seres.

Novela que no quieres que acabe por lo bien, bien, bien que está escrita…. las metáforas fluyen sin esfuerzo y que cada una definen mejor la realidad que toda una enciclopedia.

RECURSOS INHUMANOS

EAL26273Aterricé  en el libro como por casualidad, pero después, me quedé con él hasta acabarlo.

«Me llamo Alain Delambre y tengo cincuenta y siete años. Soy un directivo en paro.»

La introducción me promete un estilo directo y  sin concesiones sentimentales. Y de repente me veo incómoda: el paro no es una idea; es el padre de mi mejor amiga, la vecina, o simplemente lo que puede pasarme con cierta facilidad.

Escrita con ritmo trepidante como el cerebro del protagonista, plantea un escenario impecable: una familia normal, un hombre normal,  una situación precaria, es decir normal y el desgaste psicológico del paro: la frustración, la soledad, la humillación. Y de fondo: la familia. El protagonista tiene quien le quiere y confía en él. Esto también es un motivo de sufrimiento pero no deja de ser su horizonte. De ahí, la desesperada lucha por lograr un trabajo, situaciones surrealistas que le llevan a convertirse en un animal de supervivencia ante la mirada atónita de su familia.

Motivos para leerlo: se lee de un trago; engancha como una novela negra o un buen thriller; te das el gusto de estar ante una buena historia bien escrita. Y sobre todo hace reflexionar sobre un tema pendiente de resolver.

Frankenstein

thPSPVRMTD¿Qué es lo que convierte a alguien en un monstruo?

Concebida para entretenerse una noche en torno al fuego, Frankenstein es mucho más que un cuento de terror.

Al acabar su  lectura pienso ¿Qué es lo que convierte a alguien en un monstruo?.  No su aspecto como puede parecer: esa no es la verdad.  Las cosas no son monstruosas por su apariencia. Lo son por ellas mismas, por su interior.

Frankenstein tenía nobles sentimientos, bondad, ternura, ansia de compañía. No era un monstruo. Se convierte en uno. Y lo que le lleva a esa metamorfosis es el rechazo. Sobre todo uno: el rechazo originario. Su creador le repudia, no lo reconoce como suyo, mas bien quiere deshacerse de él. Y eso es lo que le convierte en un ser agresivo, sediento del dolor ajeno y destructor de lo bueno y lo bello. Hasta deseoso de su propia aniquilación.untitled

Frankenstein es un monstruo porque es un hijo sin padre. Cuando uno no se sabe querido entonces no está en condiciones de querer. Y si lo hace lo hará desde la necesidad, no desde la libertad. La libertad afectiva sólo se alcanza desde un origen de amor. Si uno no lo tiene, lo puede reconstruir a través de otros vínculos- es lo que intenta Frankenstein-.

Maravilloso el dialogo de criatura y creador en el que el “monstruo” le da una lección a su creador” y le hace ser consciente de lo que es ser padre.

Cuando uno tiene carencias afectivas en su origen, siempre puede saberse querido. Y lo es al descubrir  que su existencia esta vinculada de modo irrevocable a un acto de amor por encima de lo humano.

Además esta obra toca varias teclas: el deseo  de crear vida de la materia inerte emulando al creador; los límites éticos de la ciencia e incluso se puede apreciar desde nuestro siglo un guiño al transhumanismo.

Mi nombre es Asher Lev

Autor: Chaim Potok

Año de publicación: 1972

“Escoge: la pintura o nosotros”.

Asher Lev es un chico judío de Brooklyn. Un niño muy bueno, tímido, piadoso y que quiere mucho a sus padres – profundamente religiosos y comprometidos con las tradiciones de su pueblo-. Sin embargo, Asher Lev no es como los demás: su enorme talento artístico le hace diferente. Y salvo contadas excepciones, los judíos ven el arte como algo inútil, e incluso inmoral. Y entre los que opinan así está el padre de Asher.

Mi nombre es Asher Lev es la historia de un conflicto que con el paso de los años va incrementándose, más aún a partir del momento en que los referentes estéticos en los que se inspira Asher pertenecen al mundo cristiano.

¿Qué pasa cuando las raíces de tu vida parecen incompatibles con lo que le da sentido? ¿Cuándo tu identidad y tu destino estallan?. Potok no resuelve el dilema pero lo describe y plantea magistralmente y con toda su  complejidad.

Imprescindible para los que tienen alma de artista o un don que desarrollar.

El rabino y escritor Chaim Potok (nacido con el nombre de Herman Harold), nació el 17 de febrero de 1929, en el Bronx. Sus padres eran judíos inmigrantes de Polonia, y le facilitaron una educación ortodoxa que le llevó a aprender el Talmud tan bien como las materias seculares. En 1950 acabó sus estudios de Literatura Inglesa en la Universidad Yeshiva, se ordenó como rabino y se doctoró en Filosofía por la Universidad de Pennsylvania.  Algunas de sus obras más conocidas son  Los Elegidos, que recibió varios premios y fue llevada al cine, La promesa, y Mi nombre es Asher Lev.

 

Brooklyn

Autor:Colm Tóibín

Publicación original:  2009

Brooklyn ofrece  una clásica narración sobre la llegada de una inmigrante que debe afrontar los términos de su nueva vida en un nuevo país así como la atractiva historia de una mujer que alcanza con esfuerzo su madurez.

En un pequeño pueblo del sudeste de Irlanda, Ellys Lacey es una chica de familia humilde que, como tantos otros, no encuentra trabajo, de modo que, cuando se le ofrece un puesto en Norteamérica, no duda en aceptarlo. Poco a poco, Ellys se abre paso en el Brooklyn de los años cincuenta y, a despecho de la nostalgia y los rigores del eimagesxilio, encuentra incluso un primer amor y la promesa de una nueva vida. Inesperadamente, sin embargo, trágicas noticas de Irlanda le obligan a regresar y enfrentarse a todo aquello de lo que ha huido. Novela sobre la fatalidad, el exilio, el amor o la familia, Brooklyn es una historia para siempre, dueña de un poder emocional sobrecogedor.

Tóibín habla de por qué escribió Brooklyn: “…Una novela no trata de grandes conceptos, de cosas abstractas, sino del frío, los colores, los sabores… y ‘Brooklyn’ trata del encuentro de una joven irlandesa en un nuevo mundo, especialmente con el amor… Y de lo que pasa cuando un inmigrante es extranjero en sus dos países, e incluso de sí mismo…”.

Nudo de víboras

1Autor: Francois Mauriac

Año de publicación: 1932


 Un anciano se muere y hace recuento de su historia. Lentamente uno se va introduciendo en lo que ha sido su vida marcada por la desconfianza y la avaricia: nunca dio cariño y nunca lo recibió

 

Irrespirable…así resulta la atmósfera que va creando esta larga carta del moribundo a su mujer. indice

 

Un viaje interior – auténtico ejercicio catártico- a las raíces del odio. Mauriac disecciona el corazón humano. Una lectura en la que te hace a tocar – así de bien está escrito- los nudos del alma

 
Abstenerse de su lectura si se está deprimido; en todo caso, una vez comenzado no dejar de llegar hasta el final: el alma humana siempre sorprende.