La ley del menor

xpx-gif-pagespeed-ic-ukj61dcgav1444643867_201342_1444644043_sumario_normalAutor: Ian Mc Ewan

En la Europa actual,  queda muy mal “salirse de la fila”. Si en el siglo pasado el tabú era el sexo, ahora lo es la religión. A la sombra de la religión parece que peligran todos los “codigos democráticos” y además se ponen bombas en nuestras calles en su nombre. La religión es un peligro y cuanto más lejos, mejor.

La protagonista, Fiona Maye, es una jueza de familia que aplica la ley con fría racionalidad. Encima de la mesa tiene un caso: un adolescente, testigo de Jehová, que se niega a una trasfusión de sangre sin la cual perderá la vida en pocas semanas.

En paralelo, Fiona vive su propio conflicto en casa: con 60 años, sin hijos y dedicada a su trabajo, el aburrimiento hace que su matrimonio se esté yendo al traste. Un buen día, su marido dice que “se le está pasando el tren” y le pide su consentimiento para tener una aventura de vez en cuando. No quiere romper el matrimonio, sólo quiere un poco de “chispa”. Ella aplica las normas: o en casa o fuera de ella. Y su marido coge las maletas. Fiona a pesar de moverse en la seguridad de lo correcto se siente profundindiceamente insatisfecha consigo misma.

Mientras en los juzgados, tiene a un chaval que le rompe los esquemas. A punto de cumplir 18 años, la decisión está en manos de Fiona: si prima el derecho a morir por sus convicciones o si hay que actuar racionalmente y hacerle la trasfusión presuponiendo que está altamente condicionado por su educación familiar.

El resto, se lo dejo al lector… Pero la pregunta queda en el aire: ¿se puede sobrevivir sólo con la razón?

Anuncios

Al este del Edén

Autor: John Steinbeck

¿Acaso soy el guardián de mi hermano? asi contesta Caín ante la muerte de Abel. 

Partiendo  de este fratricidio, Steinbeck construye la monumental historia de la familia Trask: Adam y sus dos hijos:  Cal y Aron. Ambos, gemelos y antagónicos, llevan en la sangre el desarraigo afectivo causado por la misteriosa ausencia de la madre. indice

Con todos los ingredientes de un buen novelón, Al este del Edén es una particular revisión de la historia bíblica desde la óptica de Caín/Cal. En él se desata una lucha por ahogar la maldad que cree que ha heredado de su madre. La historia se vuelve a repetir: los hijos hacen la ofrenda a su padre Adam: Aron presenta sus notas en la Universidad y Cal el dinero fruto de su trabajo. Adam elige la ofrenda de Aron.

¿Estamos irremediablemente condenados por nuestro pasado?; ¿se divide el mundo en malos y buenos sin posibilidad de redención? Steinbeck plantea el problema y el lector encuentra la respuesta en un ejercicio de buena literatura.

MACBETH

indice2Autor: William Shakespeare

Poco y mucho se puede decir de este clásico de la literatura universal.

Me limitaré a anotar mis impresiones de la última re-lectura de esta tragedia. Como todas las de este magistral autor, se traza en ella con una profundidad dificilmente inigualable las pasiones humanas: ¿quien no identificaría el amor con Romeo y Julieta, los celos con Otelo o la venganza con Hamlet?

Pues bien, nos encontramos ante Macbeth o la ambición. El argumento es sobradamente conocido: Macbeth amparado en unas engañosas profecías de unas brujas decide asesinar a su rey y tomar la corona. Se deja poseer por el ansia de poder y se cree invencible ante lo que él cree que es su destino. Junto a él, su esposa -la perversa Lady Macbeth- personifican la ambición y el deseo de poder sin límites, que les lleva a cometer cualquier tipo de crimen y a traicionar a personas a quienes deben lealtad absoluta.images

Interesante  engranaje entre destino y libertad. Diferente del destino griego (el “fatum”) que se cumple inexorablemente:hagas lo que hagas no puedes escapar al destino porque éste ya está escrito. No es así con Macbeth. En un mundo de inspiración cristiana la libertad es quien protagoniza el drama. Aparecen elementos fantasmagóricos  – tres brujas que representan la oscuridad y el caos- de modo similar al coro griego aunque con otro significado.  El destino y la muerte: el vaticinio de las brujas no determina el curso de los acontecimientos, sino que sirve tan solo para desencadenar la tormenta de lo humano, con sus constantes sacudidas y vaivenes entre el mal absoluto. A diferencia de la tragedia griega, no se trata de un destino del que él no es protagonista (el destino de los dioses), sino que es consecuencia de sus propias pasiones. De hecho en Shakespeare los personajes asumen la responsabilidad y el consiguiente castigo por sus decisiones.

Produce una sacudida la descripción de los remordimientos de conciencia: si algo han perdido Macbeth y su esposa después del crimen es el sueño. Al invocar el mal, el mundo de las sombras y de la muerte, ambos vivirán sin reposo. Lady Macbeth intenta lavar las manchas de sangre imaginarias de sus manos.  “Aún huele a sangre. Todos los perfumes de Arabia no desinfectarían esta mano”. Y la locura es el medio de evadir la culpa como una manera de refugiarse ante el patetismo e irracionalidad de sus actos. Ambos personajes necesitan la enajenación como un refugio mental.

Todo es absurdo cuando uno ya no distingue el bien del mal. Para justificarse, el hombre recurre al nihilismo, a la imposibilidad de sentido. Y acaba creyendo que la vida “no es más que un cuento contado por un idiota,lleno de ruido y de furia, que no significa nada.”

El hechizo de la comprensión

9788499200026

Autor:Teresa Gutiérrez de Cabiedes

Hanna Arendt o cuando estar vivo no es suficiente.

Una vida que interpela. Comprender el mundo que nos rodea no es tarea fácil y para Arendt se convierte en un proceso de comprensión en el que emergen con fuerza su independencia mental. Un inconformismo y honradez intelectual de quien no está en deuda con nadie, excepto con la verdad.

Joven discípula de Heidegger, sufre su desengaño  amoroso e intelectual con el maestro. Su ambiguedad, la confusión entre convicciones y conveniencias y la falta de autenticidad de Heidegger, le alejó definitivamente de quien había sido su0308 mentor e iniciador en esta travesía.

En esos años oscuros de  Auswichtz, la lucidez de Arendt no le lleva a una desesperación existencialLo  que convirtió su mundo en un hogar habitable fueron sus relaciones afectivas.

Y este es el segundo cimiento de Arendt: su necesidad de arraigo vital. Escribiendo a uno de sus muchos y buenos amigos le diría:  la confianza es lo único que puede asegurarnos que nuestro mundo privado no sea un infierno.

En un horizonte en el que desmarcarse intelectualmente es un suicidio social…esta  mujer es más que interesante  e inspiradora.

 

Un dios salvaje

Autor: Yasmina Reza

Obra teatral en la que dos matrimonios se reúnen para resolver un incidente protagonizado sus hijos pequeños: uno ha partido dos dientes al otro .

Una reunión respetuosa, llena de urbanidad y tacto. Comienza el dialogo de un modo civilizado y políticamente correcto. Pero pronto las buenas intenciones van quedando atrás y cada uno de los protagonistas empieza a barrer para casa. El ambiente se tensa, los buenos modales se tambalean y salen a relucir las verdaderas opiniones. Primero con cierta sutileza y poco a poco más descaradamente…hasta que aquello termina en una trifulca generalimages

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? detrás de una fachada formal, si rascas, hay porquería, más porquería de la que se está dispuesto a admitir. Una cosa son las palabras y los discursos y otra las intimidades escondidas, las verdaderas intenciones -la crueldad, la envidia y el odio-.

Todos en el fondo, somos un poco más salvajes o un poco menos civilizados de lo que creemos. Al final, lo que está en juego es quién está en posesión de la razón , y por tanto, quién ocupa la superioridad moral.

Nunca faltan las buenas razones para las grandes mentiras…la razón sin verdad sólo lleva a la violencia.

cartas sobre la formación de sí mismo

Autor: Romano Guardini

Formar a un joven es ayudarle a ser creativo: esta idea atraviesa “Las Cartas sobre la formación de sí mismo.

indice
Están escritas para jovenes que quieren ser  hombres y cristianos.Describen  el punto de partida para una vida mejor, verdaderamente humana.
Una característica peculiar de Guardini es su voluntad socrática de ir a la raíz de las realidades y los acontecimientos para alumbrar claves de orientación lúcidas que inspiren pautas de conducta certeras.
Nadie mejor dispuesto que él para hacer patente la vinculación fecunda de autoridad y libertad, y conceder a los jóvenes la capacidad de desarrollo espiritual que adquieren cuando se convencen de que son verdaderamente libres si se comprometen con realidades fecundas.
Estas Cartas hablan de los fundamentos de la vida cristiana,  de la libertad, la amplitud y la fuerza que alberga para hombres y pueblos la herencia del Cristianismo y la tarea que le compete.

 

Yo no. El rechazo del nazismo como actitud moral

Autor: Joachim Fest

¡Aunque todos lo consientan, yo no!».

 Esta frase es una fiel síntesis de l9788430606436a actitud moral representada por el padre del autor. Alude al valor de ir a razonadamente a contracorriente. Es una lección que el padre de Fest impartió a sus hijos a partir de una cita bíblica : “Etiam si omnes, ergo non”. “Aunque todos participen, o lo consientan, yo no”.
En un régimen de Estado policial y control ideológico como el nazi, semejante lección suponía una exigencia de virtud cívica muy poco común y que apenas podía manifestarse en público, a riesgo de la propia vida.

¿Puede uno decir que “no” cuando todo el mundo doblega su conciencia y su voluntad? “. indiceEn estas memorias de infancia y juventud, Joachim Fest nos ofrece por primera vez una visión íntima de sus vivencias más directas durante esos años oscuros.

Pero sobre todo Fest revela cómo, a pesar de las dificultades, era posible enfrentarse al agobiante acoso ideológico del régimen desde la humildad, la firmeza de principios, la cohesión familiar y la dignidad. Para Joachim Fest –que falleció poco después de terminar este libro–, la profunda tragedia alemana fue la incapacidad de las élites culturales de hacer frente al nazismo. 

 

Atípico y conmovedor, este libro recoge la resistencia al Tercer Reich de una familia católica alemana desde la profunda convicción moral de su padre