La ley del menor

xpx-gif-pagespeed-ic-ukj61dcgav1444643867_201342_1444644043_sumario_normalAutor: Ian Mc Ewan

En la Europa actual,  queda muy mal “salirse de la fila”. Si en el siglo pasado el tabú era el sexo, ahora lo es la religión. A la sombra de la religión parece que peligran todos los “codigos democráticos” y además se ponen bombas en nuestras calles en su nombre. La religión es un peligro y cuanto más lejos, mejor.

La protagonista, Fiona Maye, es una jueza de familia que aplica la ley con fría racionalidad. Encima de la mesa tiene un caso: un adolescente, testigo de Jehová, que se niega a una trasfusión de sangre sin la cual perderá la vida en pocas semanas.

En paralelo, Fiona vive su propio conflicto en casa: con 60 años, sin hijos y dedicada a su trabajo, el aburrimiento hace que su matrimonio se esté yendo al traste. Un buen día, su marido dice que “se le está pasando el tren” y le pide su consentimiento para tener una aventura de vez en cuando. No quiere romper el matrimonio, sólo quiere un poco de “chispa”. Ella aplica las normas: o en casa o fuera de ella. Y su marido coge las maletas. Fiona a pesar de moverse en la seguridad de lo correcto se siente profundindiceamente insatisfecha consigo misma.

Mientras en los juzgados, tiene a un chaval que le rompe los esquemas. A punto de cumplir 18 años, la decisión está en manos de Fiona: si prima el derecho a morir por sus convicciones o si hay que actuar racionalmente y hacerle la trasfusión presuponiendo que está altamente condicionado por su educación familiar.

El resto, se lo dejo al lector… Pero la pregunta queda en el aire: ¿se puede sobrevivir sólo con la razón?

Anuncios

Jezabel

Autor: Irène Némirovsky

Nada es lo que parece en este intenso relato de Némirovsky. La autora, que ya nos deleitó con su Suite francesa,  vuelve ahora con una buena dosis de tensión dramática.

Una mujer Gladys Eysenach, atractiva aunque ya madura, es acusada de matar a su amante, un joven estudiante de apenas veinte años.

A través del juicio sale a la luz el perfil psicólogico de Gladys: su infanciaimages, la ausencia del padre, el matrimonio, su hija…acontecimientos que han dejado huella en su deseo de agradar y de ser deseada.

Va a  cumplir los 50 y se pregunta por su identidad y los cimientos de su seguridad. Aflora entonces con violencia la necesidad de seguir siendo atractiva para alguien. Necesidad que le lleva a confundir su libertad con su obsesión: la belleza y la juventud.

Pero lo que no termina de encajar es como semejante mujer se volvió loca por un chico tan joven y gris.

¿Qué hay detrás de Jezabel?

Recomendable para quien le guste una buena lección de suspense y de psicología


El velo pintado

Autor: Somerset Maugham

Kitty Garstin cumple sus veinticinco años sin haber alcanzado el  objetivo para el que fué educada por su madre: hacer una buena boda. Por temor a que su hermana menor se case antes que ella, contrae matrimonio sin saber muy bien con quién ni por qué. Su marido, Walter,  resulta ser un hombre inteligente, educado y que la adora.

Después de la boda, se trasladan a Hong Kong, donde Kitty se enamora de Charlieimages Towsend, un inglés apuesto y frívolo con quien será infiel a su marido. Descubierto su adulterio y traicionada por Charlie, el marido engañado decide educar a su superficial mujer. Y la llevará con él a una zona interior de China afectada por el cólera. Kitty, incapaz de obtener el perdón de su marido, se entrega a labores humanitarias. El contacto con la muerte y con una realidad dura y penosa harán de ella una persona nueva.

Situaciones dramáticas, ritmo estupendo y diálogos muy bien escritos.

Cristina, hija de Lavrans

Autor: Singrid Undset  

Año de publicación: 1922

Cristina, hija de Lavrans está considerada la mejor novela histórica del siglo XX. Singrid Undset es premio Nobel de Literatura (1928)

Narra la vida de Cristina, una joven inmersa en un mundo de pasiones y desesperanzas. Ambientada en la Noruega del siglo XIV, la obra recoge a través de un variado elenco de personajes un paisaje donde la fe aún convive con los restos de las costumbre paganas. Este libro tiene tres partes. La primera, con el título de La corona, relata su infancia y su pasión por Erlend, con quien se acaba casando, a pesar de que eran otros los planes de sus padres. La segunda parte, La mujer, describe la vida de Cristina como esposa y madre, vida no exenta de dificultades ni de conflictos, por el fuerte carácter de los esposos y por las circunstancias políticas de la época. La tercera parte, La cruz, muestra los últimos años de la vida de Cristina: la emancipación de los hijos, la trágica muerte de Erlend y la reclusión de la protagonista en un convento. 

Se trata de una novela densa y extensa, que se publica en tres volúmenes poco antindicees de que la autora se convirtiera al catolicismo.

La Cuestión: la llamada al bien y la terca presencia del mal . Entre sus páginas afloran la voluntad de poder –en torno al disputado trono del rey Magnus–, la seducción de las riquezas –corte real, señorío de Husaby–, el amor –de amistad, paternal o filial–, la infidelidad –matrimonial, señorial–. La pasión y el sexo son también abordados con sinceridad, aunque atenuando su crudeza. Y, junto a la desazón del mal, la redención, la liberación del pecado por el perdón (humano y divino).

Lo mejor: el contraste entre el amor generoso de Lavrans, el padre de Cristina, y el amor egoísta de ésta, hasta que al final de su vida se da cuenta de sus errores. Cristina, hija de Lavrans es una magnífica y profunda recreación de la parábola del hijo pródigo.

 El descubrimiento:ayuda a descubrir la grandeza de los puntos centrales del cristianismo: la caridad, la misericordia, el arrepentimiento, la aportación de la mujer al desarrollo adecuado de la sociedad…,

Ida Elisabeth

Autor: Singrid Undset

Premio Nobel para esta autora noruega cuatro años después de convertirse al catolicismo:  mucho que decir y muy bien dicho.

Ida Elisabeth nos cuenta la vida difícil de una mujer marcada por una mala decisión. 
Un matrimonio con un hombre inmaduro que no es capaz de hacerse responsable de su familia. La novela relata la vida junto a Frithjof y el largo período en el que debe trabajar incansablemente por el bienestar de sus hijos. La autora reflexiona sobre el sentido de la vida, la religión, la inmortalidad, el matrimonio, el sufrimiento, la lealtad, la maternidad, la paternidad, la responsabilidad, la moral, indicela eutanasia…

Hasta aquí, parece una novela más sobre errores de juventud – eso sí, de gran fuerza psicológica y deliciosamente escrita- pero no es así. Cuando la protagonista tenga al alcance de la mano una felicidad bien merecida, el relato hace un quiebro y nos asoma a algo diferente: otra decisión – como el reverso de aquella que la marcó para siempre- que convierte el dolor y el deber en un amor más grande: ¡sorprende de lo que es capaz el ser humano con su libertad!

La autora de Cristina, hija de Lavrans, vuelve a tocar con maestría las teclas del alma humana con una profundidad moral a la que no estamos acostumbrados

Recomendable para todos los que alguna vez se han equivocado en serio con su vida. La última palabra la tiene la libertad no la frustración.

Anna Karenina

Autor: León Tolstóy

Fecha de publicación: 1875

Tener este libro entre las manos es darse el gustazo de leer a los grandes. Ana Karenina es la obra más ambiciosa y de mayor trascendencia del escritor ruso que escribió esta estremecedora historia de adulterio en medio de una profunda crisis moral.

Dos historias paralelas: la de una mujer atrapada en las convenciones sociales –  la historia de una pasión, entre Anna Arkadievna Karenina y el conde Aleksei Vronski- y un terrateniente filósofo Lievin que intenta mejorar la vida de sus siervos. Como telón de fondo, se describe con enorme agudeza la sociedad rusa de la época a la vez que plantea una feroz crítica hacia la aristocracia en declive, su falta de valores y la cruel hipocresía imperante

Lo mejor: Tolstoi es un mago que logra empujarnos lentamente hacia dentro del drama: los sentimientos y pensamientos, dudas, certezas o falsas certezas que una persona enamorada, enormemente enamorada siente cuando ve que ese amor y todo lo que le rodea se va desmoronando cada segundo que pasa. Los cambios anímicos del amor al odio, de la comprensión a la obcecación más brutal, provocado todo por la pasión. La culpa, la redención, la búsqueda del bien y la caída en el pecado, el rechazo social y el trastorno interno que dicho rechazo provoca en quien lo padece… Todos estos temas aparecen magistralmente engarzados en Ana Karenina, una obra cuya lectura sigue siendo indiceimprescindible.

La cuestión: la voz de las conciencias de Anna, de Lévin, de Karenin… muestran la búsqueda desesperada de la felicidad, uno de los núcleos centrales de la obra. ¿Los deseos satisfechos nos hacen felices? Las cicatrices  en el alma de los personajes -y no sólo en el alma- son la más elocuente respuesta.

Un descubrimiento: el pensamiento de Lievin que desea que no lo guien los vaivenes de los acontecimientos sino encontrar el sentido a cada minuto y cada acto de su vida. Se perfila que la búsqueda del sentidod el amor necesariamente se convierte en una búsqueda del sentido de la vida.

Te gustará: si te atreves con los novelones largos.Toda una lección de un gran maestro: conviene asistir a esta clase.