Memorias de Adriano

Autor: Mindicearguerite Yourcenar

De novelas históricas estamos hasta arriba…pero si hablamos de buenas novelas de este género son palabras mayores. Memorias de Adriano es sin duda, una de las cumbres de la novela histórica. Pero no quiero engañar a nadie: no es recomendable para quien busque una lectura ágil y entretenida. Baste un ejemplo, la ausencia absoluta de diálogos. Si con esto no he conseguido desanimar a todos, digamos por qué merece la pena leerlas: traducida a todos los idiomas cultos, y con mucho más de un millón de ejemplares vendidos; esto la hace acreedora a la más alta categoría a que pueda aspirar una myobra artística: la de obra maestra.

En realidad, según mi modesta opinión, el valor de la narración está en su excelencia literaria y Adriano es más bien una magnífica fuente de inspiración – uno de los últimos espíritus libres de la Antigüedad-. Se trata de una Memorias ficticias que Adriano hace a las puertas de la muerte en forma de una larga carta a Marco Aurelio, su sucesor. En ella, el emperador medita y reflexiona acerca de sus años de reinado, de sus triunfos militares, del amor, de la amistad, de la poesía, de la música, del arte, de los viajes, de la paz, la pasión el dolor y la muerte.

Los cuarenta días del Musa Dahg

Autor: Franz Werfel

Año de publicación: 1933-47

Asesinadas un millón y medio de personas. Este es el balance del genocidio armenio a manos de los turcos y  Los cuarenta días del Musa Dagh lo cuenta.

Estremecedora novela épica. Es curioso que haya sido publicada el mismo año que Hitler tomó el poder diciendo “¿quién se acuerda del genocidio armenio?”. Y sea un judío – Frank Werfel – quien lo escriba. Y sea la obra que leían los judíos confinados en el gueto de Varsovia.

El tema es terrible, duro y espinoso, y está narrado con un ritmo tal, que unoindice no pierde el interés a lo largo de sus 838 páginas. Aborda la resistencia de una porción de la comunidad armenia en 1915, refugiada alrededor del Monte de Moisés, o Musa Dagh, cerca de Antioquía. En sus laderas, se defenderán cerca de cinco mil hombres, esperando resistir como sea, creyendo que se recibirá una ayuda de Europa, en la que lidera el humanismo: pero no alcanzó a llegar ni un solo movimiento

El protagonista, el armenio Gabriel Bagadrian, de carácter y formación intelectual de tradición europea, presencia los sucesos desde un contrapunto diferente que se añadirá al sufrimiento meramente local. En Bagadrian, se comprende toda la dimensión del abandono de la intelectualidad europea  a la causa armenia, la pasmosa permisividad de, no sólo este genocidio, sino del resto de los genocidios del siglo XX y en definitiva, la ruptura del concepto de hombre.

Ante el sueño de tantas conciencias -conviene tomar nota- el planificado asesinato de todo un pueblo queda en un rincón de las agendas.

Pero el hombre siempre se supera infinitamente así mismo (Pascal): el Musa Dagh es todo un símbolo sobre la resistencia ejemplar de un pueblo que era en sí una montaña difícil de quebrar

Los días contados

9788492663026Autor:  Miklós Bánffy

Año  publicación: 1934-1940

Cuando toda una forma de vida se viene abajo, cada uno reacciona como puede: algunos, para mantenerse a flote, se aferran nostálgicamente al pasado. A esta literatura decadente pertenece  Los días contados, primer volumen de la Trilogía Transilvana del húngaro Miklós Bánffy un noble, escritor y político que formó parte de la elite cultural de su país.

Ambientada en los primeros años del XX, Los días contados es la crónica del fiindicenal del Imperio Austro-Húngaro y de una manera de gobernar, de pensar y de vivir a la que dio la el golpe final la Primera Guerra mundial. Los nobles de los que nos habla Bánffy vienen de una época convulsa y se dirigen a otra que los disolverá. Y en este espacio Los días contados relata la vida de dos primos y de las dos mujeres que se cruzan en sus vidas cambiándolo todo.

Hasta 1999 medio siglo tras la muerte del autor, no hemos podido disfrutar de esta novela: con la llegada del comunismo, sus obras fueron prohibidas hasta 1982 y es ahora cuando su hija tradujo esta trilogía al inglés